Logo header

top banner 728x90

Buscomicasa logo

¿Quién paga las reparaciones de una casa alquilada?

imagen principal: 
titular de articulo: 
¿Quién paga las reparaciones de una casa alquilada?
autor: 
Por Heilyn Gómez
publicidad-300x250: 
intro resumen: 
El contrato de alquiler puede ser verbal o escrito y aplica para un periodo de tres años. Este puede ser prorrogable. Para evitar conflicto, lo recomendable es tratar el tema desde la firma del contrato. Conozca los deberes y derechos de las partes, según la ley
articulo-summary: 

Quienes habitan en una vivienda alquilada y de repente algo falla, ya sea por deterioro, mal uso o accidente, podrían tener duda acerca de quién es responsable de realizar las reparaciones.
En nuestro país, la Ley de Arrendamientos Urbanos estipula y delimita los deberes de las partes, tanto de inquilinos como de los propietarios; sin embargo, pocos conocen esta legislación y en ocasiones, los contratos no son lo suficientemente claros en cuanto a cuáles reparacionesdebe realizar cada una de las partes.
El abogado Belisario Solano explica algunas implicaciones de este tema.

El propietario
En un principio, el propietario es quien debe realizar todas las reparaciones que sean necesarias en la vivienda, con el objetivo de mantenerla habitable. Una casa de alquiler debe contar con sus instalaciones en buen estado, condiciones higiénicas óptimas y suministros funcionando correctamente.

Antes que el inquilino ocupe la casa, el propietario debe encargarse de pagar todas las reparaciones, por lo que el nuevo habitante deberá verificar que todo funcione correctamente y, en caso contrario, deberá comunicarlo antes de firmar el contrato.

El inquilino Quienes alquilan una vivienda tendrán que hacerse cargo de los costos de las reparaciones por los daños, cuando el desperecto fue causado por un mal uso.
Por ejemplo, si rompe una ventana, el inquilino debe remplazar el vidrio. Puede pedirle al propietario o a la administración que haga la reparación, pero deberá correr con los gastos.
Para evitar cualquier conflicto, lo más recomendable es tratar el tema desde que se va a firmar el contrato, para que estos detalles queden reflejados en él.
Una recomendación para ambas partes es sacar fotos de los problemas que existan en la vivienda, de tal modo ambos tendrán respaldo de la situación real al momento de empezar la relación.
Si las reparaciones no se hacen para la fecha acordada, se puede enviar un recordatorio por correo electrónico y quedarse con una copia. Conviene poner todos los pedidos de reparaciones por escrito, incluso con una fecha sugerida o acordada para realizar los trabajos.En caso que el propietario no resuelva los problemas, no conteste correos o llamadas, se puede denunciar legalmente.
“El inquilino puede acordar con el dueño asumir algunas mejoras a su gusto, como pintar alguna pared del color de su preferencia, instalar una repisa o hacer jardinera, algo que sea de su agrado o necesidad particular. En estos casos, sí se asumen los costos, es decir, las necesidades básicas las debe solventar el dueño, mientras que los lujos personales deben correr por cuenta del inquilino”, agregó el abogado.

QUE DICE LA LEY

El artículo 34 indica que el arrendador(propietario) está obligado a reparar el bien cuanto sea necesario, sin derecho a elevar la renta, a fin de conservar la casa en buen estado para el uso al que ha sido destinada.

El artículo 35 dice que si el propietario, notificado por el inquilino de la urgencia de efectuar las reparaciones, no inicia la obra dentro del plazo de 10 días hábiles (salvo que el retraso sea motivado por caso de fuerza mayor), el inquilino puede efectuar las reparaciones y después cobrarle el costo de las mismas al propietario. Incluso, esta puede retener la parte del alquiler correspondiente al costo de los arreglos.

El artíulo 38 indica que el arrendatario debe soportar las molestias que le ocasionen las reparaciones. Únicamente cuando estas sean imposibles de tolerar, el inquilino puede solicitar la rescisión del contrato y exigir una rebaja de la mensualidad.

El artículo 40 dice que arrendador no puede cambiar la forma de la casa arrendada sin consentimiento del arrendatario, aunque los cambios que pretenda no le causen daño o perjuicio aparente.

FUENTE: LEY GENERAL DE ARRENDAMIENTOS URBANOS