Logo header

top banner 728x90

Buscomicasa logo

Consejos para una mudanza perfecta

imagen principal: 
titular de articulo: 
Consejos para una mudanza perfecta
autor: 
Neyssa Calvo Achoy
publicidad-300x250: 
etiquetas: 
intro resumen: 
Descubra la manera de cambiar de casa, incluso sin requerir los servicios de una empresa especializada. Empiece a empacar con anticipación, por lo menos tres semanas antes. Aproveche para descartar las cosas que no necesita.
articulo-summary: 

Cambiarse de casa es el inicio de una nueva etapa. Sin embargo, para que la mudanza sea perfecta hay que prepararse con tiempo, en especial si tiene muchos años de vivir en el mismo lugar.

La ocasión es idónea para hacer una profunda limpieza y deshacerse de todo lo que no se usa.

Según la decoradora Andrea Madrigal, diseñadora interiorista de la empresa Under Ten, es una oportunidad perfecta para botar, tirar y regalar aquello que no se utiliza, pues no tiene sentido trasladar algo y hasta pagar para luego tirarlo a la basura.

Madrigal sugiere conocer el lugar donde se van a vivir. Es decir, las limitaciones y necesidades del nuevo espacio, lo que permitirá analizar el tipo de mobiliario que se va a necesitar y los artículos que va a sustituir, regalar o dejar.

En el mercado existen empresas que se dedican a la mudanza y se comprometen a cuidar las pertenencias. No obstante, contar con esta ayuda depende del presupuesto de la persona o familia. Si decide hacer la mudanza por sí mismo, es importante considerar una serie de aspectos para realizar con éxito la tarea.

En primer lugar, hay que definir las personas que le ayudarán en el proceso y el vehículo que utilizará para trasladar, al menos, los artículos más grandes, como muebles o electrodomésticos tipo cocina o refrigeradora.

Transporte seguro

Si cuenta con una camioneta, hay que aprovechar bien el espacio. Los expertos recomiendan cargar primero los muebles más voluminosos, luego las cajas más pesadas, de forma que se aseguren los muebles. Las más livianas van encima del mobiliario. Para asegurar la carga, no está de más reforzar con cuerdas. En la medida de lo posible, prefiera un vehículo cerrado, por aquello de la lluvia.

"Los muebles más finos y la cristalería, por ejemplo, deberían ser mobilizados en los primeros viajes, para evitar meterlos a la fuerza al final y así evitar el riesgo de estropearlos", precisa Madrigal.

Para evitar daños durante el trayecto a la nueva vivienda, los inmuebles pueden ser protegidos con esponjas y prendas viejas entre ellos, para aislarlos de posibles golpes. Las pantallas planas de televisión, por ejemplo, requieren de un cuidado especial de envoltura y empaque. Deberían sujetarse para evitar que se golpeen en el recorrido y ser transportadas en forma vertical.

Prepare la nueva residencia

Según Bienes Raíces de Costa Rica, sitio de anuncios clasificados de venta y alquiler de bienes raíces, antes del traslado hay que tener la nueva residencia limpia y preparada, por ejemplo luz, agua, bombillos o que los enchufes o apagadores estén funcionando a la perfección. Todo con la finalidad de hacer menos difícil el acople al nuevo espacio. Ana Lucía Arce, quién ha participado activamente en la mudanza de más de siete viviendas, dos de ellas al exterior del país, comenta que es algo que debe hacerse con suficiente tiempo, al menos con un mes de anticipación.

En su opinión, se ocupan suficientes cajas de cartón de diferentes tamaño, papel periódico para envolver los artículos frágiles y un buen marcador para rotular las cajas con su contenido.

“Hay que reforzar con cinta de empaque las cajas por debajo, para evitar que se abran y ocasionen algún accidente”, señala Arce.

Agrega que se empaca por habitación y se rotula cada caja con su contenido.

En el mercado, se pueden adquirir implementos para las mudanzas. Por ejemplo, Cemaco tiene bolsas al vacío para la ropa, cajas de organización para vajillas y adornos, entre otros, señala Joana Meltzer, gerente Comercial de Cemaco.

Lo ideal es comenzar a empacar las cosas grandes que no afectan el día a día de la casa, como adornos, portarretratos, álbumes de fotos, vajillas, copas y la ropa, aconseja Meltzer. Los artículos de cuidado y uso personal como jabón de manos, pasta dental, cepillos de dientes, paños, pijamas e incluso implementos de cocina, deben ser empacados de último pues, por lo general, es lo primero a desempacar al llegar a la nueva casa. No está demás, diferenciar el empaque de estos productos para ser detectados con mayor facilidad.

Al llegar a la nueva casa, tenga presente armar inicialmente las camas en sus respectivos cuartos, para que no llegue la noche y no tengan dónde dormir.

1. Piense en la noche de la mudanza. Es decir, en tener a mano ropa de cama, toallas, pijamas y cosa de baño.

2. Marque cada habitación 2 con una letra o número grande en la puerta, y que coincida con la que puso en cada caja.

3. Empiece por desempacar los artículos de la cocina y el baño. Luego las habitaciones y termine con la sala.