Logo header

top banner 728x90

Buscomicasa logo

Acuerdos antes de alquilar una casa

imagen principal: 
titular de articulo: 
Acuerdos antes de alquilar una casa
autor: 
Neyssa Calvo Achoy
publicidad-300x250: 
intro resumen: 
Conozca los aspectos esenciales que se deben regular en todos los contratos por arrendamiento. Los negocios deben pautarse por escrito; de esa forma serán menos los motivos de diputa que puedan surgir en el futuro.
articulo-summary: 

Bien dice el adagio popular: cuentas claras, chocolate espeso. Esto aplica a la perfección cuando se trata de un contrato por arrendamiento, donde es primordial que los acuerdos entre las partes involucradas estén claros.

Los aspectos esenciales en un contrato están estipulados en la Ley General de Arrendamientos Urbanos y Suburbanos, la cual regula las relaciones entre los arrendadores y arrendatarios de espacios residenciales y comerciales.

“Lo que quede establecido en el papel se convierte en una fuerza de ley y en un respaldo para los involucrados”, destaca el abogado Mario Enrique Calvo, del bufete Calvo y Asociados.

La ley estipula un plazo mínimo de tres años de alquiler. Sin embargo, el dueño del inmueble puede dar por terminado el acuerdo si se incumplen puntos especîficos y establecidos previamente.

Por su parte, el inquilino puede finalizar el contrato en cualquier momento, siempre y cuando dé aviso con tres meses de anticipación a la fecha de salida.

Valioso papel

Es importante plasmar por escrito los términos del contrato de arrendamiento, para evitar disputas sobre los puntos acordados y asegurar los derechos del arrendador para recuperar su propiedad, anota Karla Villalobos, abogada asociada de la firma legal BLP.

 

¿Qué aspectos debe incluir dicho documento? Según Villalobos, son fundamentales la fecha efectiva el acuerdo, la identificación de las partes y una descripción detallada del estado físico del inmueble desde el día de la entrega al inquilino. “Es importante detallar por escrito, por ejemplo servicios, accesorios, espacios de parqueo o bienes muebles que tenga la vivienda”, dice la abogada de la firma BLP.

 

Otro aspecto esencial a tomar en cuenta es el precio del alquiler y la forma de pago, ya sea por transferencia bancaria o en un lugar determinado por el dueño, quien debe emitir un recibo por la renta. Por lo general, estos pagos son mensuales y se deben hacer en el tiempo acordado, sin incurrir en incumplimientos.

En caso, de acordar un lugar para emitir el cobro, el arrendador debe cobrar en el inmueble, dice Villalobos.

Protección en casa

Cuando se alquila, se recomienda solicitar un depósito de garantía, equivalente a un mes de renta.

Se trata de una medida de protección para cubrir la reparación de daños que cause el inquilino o para pagar los montos pendientes por falta de pago de servicios públicos.

Eso sí, si la vivienda se encuentra en buen estado y no hay deudas, el dueño tiene la obligación de devolver el monto, en el plazo que se pactó.

Tanto Villalobos como Calvo coinciden en que la persona que alquila puede hacer mejoras, modificaciones y alteraciones de la vivienda solo si se cuenta con autorización previa y por escrito.

Prevención y desacuerdos

En caso de hacerse alguna reparación sin el consentimiento del propietario, este puede solicitar su demolición, la restitución del inmueble a su estado original e incluso la rescisión del arrendamiento, así como el pago de los daños y perjuicios causados.

Para prevenir este tipo de cosas, el arrendador, si así lo quiere, puede incluir en el contrato hacer inspecciones mensuales, para constatar el buen estado de su propiedad.

“El arrendador tiene el derecho de realizar esas inspecciones. Eso sí, siempre en presencia del inquilino o cualquier otra persona mayor que se encuentre en casa”, precisa Villalobos.

El dueño se puede hacer acompañar por un arquitecto, un ingeniero o técnico y, durante la inspección, levantar planos, tomar fotografías o notas del deterioro o daño existente. Si existe oposición a la revisión, el propietario puede solicitar la terminación anticipada del acuerdo.

Por último, si el contrato expira y el arrendatario no desaloja, se puede iniciar con el proceso de desahucio, que en algunos casos puede demorar hasta un año.

EN BLANCO Y NEGRO

1. Se deben indicar en el contrato los servicios públicos contratados para el inmueble y cual de las partes debe cancelar su costo cada mes.

2. El arrendador debe notificar tres meses antes que el acuerdo concluye, si no, se entiende que se extiende tres años más.

3. Las partes involucradas deben fijar un medio o domicilio para recibir notificaciones en caso de ser necesario.